martes, 12 de febrero de 2019

Verdades.


Ermita de San Prudencio. Getaria



Ermita situada en la loma de Gañate, sobre el antiguo camino hacia Deba y Vizcaya por Askizu que se levanta encima del antiguo molino de Arrillaga. Atendiendo a su ubicación, próxima al antiguo camino de la costa entre Getaria y Zumaia y la existencia de una Andra Mari de rasgos góticos, no resulta aventurado asignarle al templo un origen medieval. Sin embargo, la primera noticia documental de su existencia nos la proporciona el testamento de Juan Sebastián Elkano, otorgado cuando se encontraba navegando en aguas del Océano Pacífico el 26 de Julio de 1526. Sintiendo próxima su muerte, efectúa donaciones a varias iglesias y ermitas guipuzcoanas, destinando concretamente un ducado de oro a la ermita de San Prudencio.



Edificio rectangular, en mitad del barrio de su mismo nombre, de 22.4 m. de largo y 9.3 m. de ancho, con tejado a dos aguas. A la izquierda un pórtico de 12,8 x 5,2 m. protegido con el mismo tejado sobre cinco columnas. En el muro izquierdo una aspillera abocinada con arco superior de medio punto y un pequeño contrafuerte. En el muro derecho las dos puertas de entrada, una aspillera de arco de medio punto y una ventana a la altura del presbiterio. Puerta principal de entrada en arco dovelado y apuntado, marcando arquivoltas y pequeños círculos en sus dovelas superiores. Aguabenditeras en el exterior e interior. Espadaña de hierro forjado en el ábside.

Antiguamente su interior disponía de tres retablos: el central dedicado a San Prudencio, el izquierdo a la Virgen y el derecho a San Gregorio. Hoy no queda ninguno: una imagen de Nuestra Señora del Socorro del siglo XIII o XIV restaurada, preside el templo desde una hornacina. A un costado, tallas de San Prudencio y San Antonio. Junto al primero una lamparilla de aceite encendida y una cucharilla para que quien lo desee pueda tomar aceite. Tejado en parhilera con dos postes de carga. En el centro del templo una gran losa que se dice recubre un enterramiento, aunque se ignora quién puede descansar bajo su peso. Encima del altar una interesante talla del Crucificado pendiente del techo de donde cuelga la maqueta de un velero donada como ex-voto por Manuel «fraile», el barbudo campanero de la iglesia de San Salvador de Guetaria. Atrio porticado sustentado por vigas de roble a su entrada y puerta dovelada apuntada. En la ermita se reza ante una famosa talla de Andra Mari popularmente conocida por “Ama BirjiñaSocorrokuarri (Virgen del Socorro). Hasta hace muy poco se guardaba en un nicho tras una cristalera, pero actualmente está situada junto al altar mayor.