EXCURSIONES.

Excursión día 10 de Febrero del  2017 (Viernes)






Ir a esta dirección:

https://goo.gl/photos/CqnVrvF5UPufXpgYA




Excursión día 14 de Marzo 2014 (Viernes)

8:45      Salida desde el Aulario

10,00 Museo de Zumalakarregi  en Ormaiztegi Contiene amplia información de las  Guerras Carlistas, es también un centro de referencia para el conocimiento y disfrute del siglo XIX en el País Vasco.              
          
Caserío Museo Igartubeiti  en Ezkio-Itxaso Representa como ningún otro, lo  que podríamos llamar la Edad de Oro del caserío vasco. A principios del XVII (1630) en su época de mayor esplendor, el caserío fue ampliado y transformado con el fin de adaptarse a las nuevas formas de vida y trabajo.
 
         
 Visita guiada en ambos museos.

13:30  Almuerzo en el restaurante Labekoa que se encuentra en el barrio Santa Lucia en Ezkio-Itxaso.

15,30   Zestoa para visitar Ekainberri  réplica de la cueva y las maravillosas pinturas de Ekain declaradas Patrimonio de la Humanidad.
          
Palacio de Lili “Agur Lili” representación teatral mediante la que se puede conocer como era Gipuzkoa hace cuatro siglos.
Tanto Ekainberri como el Palacio de Lili con guía.

Vuelta: Llegaremos a Donostia aproximadamente a las 19,30

Coste 40 euros socios de Acex-Eske,  no socios 45 €

Forma de Pago: Ingresar en la Cta de Kutxa Nº 2095 5001 03 1062610844
Indicando nombre y apellidos.

IMPORTANTE  Llamar al móvil de M. Carmen Echeverria 670598713 o de Manoli Amuchastegui 619406501 y confirmar el nombre y apellidos de la persona que quiere ir de excursión así como un número de teléfono para poder asegurar su plaza.

Las personas que van a las clases lo pueden hacer en la misma.
Para cualquier aclaración contactar, que gustosamente os atenderemos.

NOTA: Inscripciones antes del 7 de Marzo es muy importante por el buen funcionamiento de la organización del Viaje.
Limite plazas autobús 55 personas.
                   












ULTIMA EXCURSION A TARAZONA.


Excursión a Tarazona

En esta ocasión y cumpliendo con lo establecido (Hacer 2 salidas por año) esta vez nos hemos ido a Tarazona.

25 de Octubre 7,45h . salimos desde el Aulario 37 personas, durante gran parte del trayecto ya nos asustó un poco la lluvia, pero según nos  acercábamos al destino dejó de llover y el día fue bastante bueno.

Nos esperaban las guías que nos acompañaron a la primera visita que fue a la Iglesia y claustro de San Francisco. La iglesia fue edificada a principios del siglo XIV y renovada entre 1523 y 1542.
A continuación visitamos la Catedral Santa Maria de la Huerta, que ha  permanecido cerrada cerca de 30 años, es de estilo mudéjar y renacimiento gótico francés.
En la visita por la ciudad nos acercamos a la antigua Plaza de Toros octogonal construida por iniciativa particular entre 1790 y 1792, lo conforman 32 viviendas , que sirvió como coso taurino hasta 1870. También  visitamos las casas colgadas conjunto de viviendas posteriores  que sobresalen sobre la Judería.
Cuenta la leyenda que Tarazona fue fundada por Tubalcaín y reedificada por Hércules.
Recibió el nombre de Turiazo siendo una próspera ciudad de derecho romano, sus habitantes tenían pleno derecho de ciudadanía romana, y llegó a acuñar moneda propia.
Los judíos estaban instalados en la llamada Judería vieja. A mediados del siglo XII se construye al otro lado del río la Catedral Nueva. El Casco Antiguo de Tarazona fue declarado Conjunto Histórico Artístico en 1965.
También tienen un personaje festivo muy popular es el Cipotegato, que se celebra entre el 27 de agosto a los primeros días de Septiembre.
A continuación fuimos a almorzar al Rte. Las Brujas de Becker, nos dieron una comida muy bien condimentada y creo que nos gusto a todos.

A las 16 horas estábamos camino de Bureta que llegamos enseguida y allí nos recibío el actual Conde de Bureta, que como nos explicó estaba restaurando todo el Palacio y así lo fuimos viendo en tres grupos por las estrecheces de algunas estancias y escaleras. La visita estuvo interesante y acabada la misma nos hicimos una foto con el Sr. Conde D. Mariano, sobre las 18.30h nos dirijímos al Bus y rumbo a Donosti que llegamos alrededor de las 21h.
Hasta la próxima cita que será ...vaya Vd. a saber.

Ma Luisa Múgica

VIAJE A CARCASSONNE  2012
por Trini Portera.





VAJE ZONA DE LOS CÁTAROS
Siguiendo la costumbre de años anteriores como final de curso 2011-2012, se organizo un visaje a la Zona de los Cátaros, visitando las ciudades de: Toulouse, Carcassonne, Rennes le Chateau, Albi y Montauban, Moissac la duración del viaje fue desde el 28 al 31 de Mayo, para el itinerario hoteles, etc. se confió a Viajes Merino y tuvimos un guía excepcional, Vitorio, culto, amable y educado.

Herejía Cátara         

El hombre de la Edad Media occidental, que reza, que lucha, que trabaja, según el reparto en tres órdenes de la sociedad, percibe el arte, la política, lo social, la vida, la muerte ... en una palabra, el mundo que le rodea, en términos específicamente religiosos. La casi totalidad de sus referencias son cristianas. Su universo mental no puede salir de allí. Concibe su propia existencia como resultado de una creación (no pondrá en cuestión esta concepción hasta finales del siglo XVIII). Toda su vida social y privada se centra en su salvación y gira en torno a un tema recurrente: Dios. 
Alrededor del año 1000, es decir a partir del momento en qué aparecen los primeros documentos escritos, cuando el clero regular católico se encierra en prestigiosas Abadías con gran proyección intelectual y filosófica, y el clero secular ( los clérigos del campo y de los burgos ) vive sumergido en la incultura general, los aires de reforma envuelven al pueblo cristiano, en busca de un regreso a los ideales evangélicos de pobreza ("si quieres ser perfecto, ve, vende todo lo que tienes, cédelo a los pobres y tendrás un tesoro guardado en el cielo. Después regresa y sígueme"), de pureza en las costumbres y de predicación de la palabra de Dios. 
La Reforma Gregoriana, entre los siglos XI y XII, se convertirá en una primera tentativa de respuesta por parte de la Iglesia católica, a los nuevos problemas planteados por un cristianismo instalado en una Europa en paz. 
Clérigos y laicos salen a la calle, para predicar el Evangelio, sin preocuparles obtener ni la autorización de Roma, ni el derecho a traducir las Escrituras del latín. Algunas iniciativas no prosperan; otras son reconocidas por la Iglesia de Roma (Francisco de Asís y la orden de los hermanos menores, Domingo de Guzmán y la orden de los hermanos predicadores,...). Otros se constituyen en movimientos divergentes, reformistas en lo que se refiere al dogma pero sobretodo, en lo relacionado con las costumbres católicas. 
El catarismo se inscribe en el contexto de fervor espiritual que acabamos de definir y dentro del cual surgían las iniciativas de los clérigos más entusiastas, pero también de laicos, siempre animados por el deseo de seguir al Cristo en toda su pobreza evangélica y por alimentarse de la Palabra de Dios.  Esta doctrina tuvo una gran difusión en Occitania, donde un nivel cultural más elevado facilitaba el desarrollo del espíritu crítico en los estamentos más doctos. Su ideal de justicia provocó la adhesión popular, y su ataque al poder temporal de la Iglesia suscitó las simpatías de la nobleza. 
Precisamente, por la extensión y la importancia que tuvo en Occitania, los cátaros son conocidos también con el nombre de “albigenses” (de la ciudad occitana de Albi que llegó a congregar un importante número de cátaros ), a pesar de qué los principales centros fueron Tolosa de Lenguadoc, Narbona, Carcassona, Besiers y Foix. El nombre de cátaros (del griego "puro") lo recibieron de los católicos. Ellos mismos se llamaban cristianos o buenos hombres. 
El catarísmo fue un evangelismo. Uno de los puntos centrales del propósito de vida cátara es la observación literal de los preceptos del Cristo y, especialmente del Sermón de la Montaña. Caracterizados por el rechazo total de la violencia, de la mentira, y del juramento, los cátaros se mostraron a las poblaciones cristianas con unos predicadores (itinerantes y pobres individualmente) de la Palabra de Dios. 
       Los esfuerzos del Papa para llevar a los cátaros a la ortodoxia católica se malograron. Ni cistercienses ni dominicos lo consiguieron. El asesinato en 1208 de Pedro de Castelnou, legado pontificio, decidió al Papa Inocencio III a cambiar de táctica y utilizar la violencia. Se inició así la cruzada contra los cátaros. Esta cruzada fue una gran ocasión que se le brindó a la monarquía francesa del Norte para ocupar las tierras del Sur, más rico y civilizado. Esta violencia contra los cátaros continuará años más tarde con los procedimientos empleados por la Inquisición y las posteriores hogueras colectivas ordenadas por los distintos brazos temporales de la Iglesia de Roma. 
Esta forma de vivir la religión fue prácticamente exterminada durante la segunda mitad del siglo XIII, a pesar de qué todavía se mantuvieron algunos reductos en Occitania hasta el siglo XIV, y en Italia y Albania hasta el siglo XV, dejando, más allá de una larga obliteración, un mensaje vivo que da a quien quiere leerlos, la memoria de los documentos medievales: cristianismo sin condena eterna y sin cruz, rechazo del mal y de la violencia y total confianza en la bondad fundamental de la naturaleza humana. 


El catarísmo fue una religión cristiana fundamentada en la interpretación dualista de las Escrituras. La Biblia cátara, el libro sagrado que los predicadores itinerantes llevaban siempre consigo y que era la base de sus enseñanzas, era un Nuevo Testamento completo que incluía los cuatro Evangelios, los Hechos de los Apóstoles, las Cartas Canónicas y los libros sapienciales del Antiguo Testamento. Los cátaros rechazaban el Antiguo Testamento, por considerarlo una crónica de la creación de este bajo mundo, por el falso Dios, en el cual veían la expresión del principio del mal. 
La Biblia cátara (traducción occitana de un original del latín anterior a la Vulgata de San Jerónimo), casi no tenía diferencias con la Biblia católica.
                 

CARCASSONNE.               

Dado lo relatado anteriormente, aunque quedan pocos restos cátaros en la zona visitada, era una parte interesante del viaje a parte de otras, de economía y desarrollo de las ciudades, relativo a su construcción , historia particular de cada una, orografía, etc
Toulouse, fundada por los romanos hace más de dos mil años y capital de la región francesa de Midi-Pirénées, tiene una historia muy dilatada y rica en acontecimientos, que le han conferido una personalidad propia muy peculiar.
En plena Edad Media, siglos XV y XVI, Toulouse monopolizaba una actividad comercial muy lucrativa en Europa: la extracción, tratamiento y posterior comercialización del tinte de color azul llamado “pastel”, se obtenía de una este característico tono azul pálido, y que abundaba en la región de Midi-Pirénées, en cultivos pertenecientes a ciudades como Albi, Carcassonne o la propia Toulouse. Época en la que se construyeron varios palacetes medievales, ubicados en el barrio de St. Etienne, en competencia en esplendor cada uno con los demás destacan, Bernuy, Astorg y destaca Assézat, alguno convertido en hotel.
El descubrimiento del nuevo mundo vendría la importación del índigo, otra planta de azul más intenso y barato de obtener que el de la planta pastel. Y aunque a partir de entonces las cosas cambiaron radicalmente para Toulouse –desapareció todo un ecosistema económico basado en la extracción, tratamiento y comercio del color pastel, al menos perduraron sus magníficos palacetes, encargados de dar en adelante testimonio de la gloria de antaño y con ellos sobrevivieron muchas de sus torres de aguja, pura demostración de poder y ostentación en la Toulouse medieval.
En nuestro recorrido, pasamos primero por la plaza de Capitolio, actualmente Ayuntamiento, admiramos su magnífico edificio del S. XVIII, seguimos hacia la  basílica de San Sernin, edificada en el S.XI sobre una pequeña construcción del S.IV, seguimos hacia el convento de los Jacobinos, del S.XIII, edificado en ladrillo rojo, que es uno de los mejores exponentes de la construcción languedociana.
Paseamos por la ciudad hasta el Puente de San Pedro, S.XVI, sobre el Garona,  para contemplar el “Puente Nuevo”, que es el más antiguo de la ciudad, que une el casco antiguo con el barrio de Cours Dillon. Desde allí vemos una acampada con tiendas de color negro de los “indignados franceses”.
Se nos da un tiempo para hacer cada uno nuestro propio recorrido particular, algunos optamos por seguir la rivera del río, visitar Nutra Sra, de la Dourada, ver el Palacio/hotel Assézat, seguir por la Rue de Metz, hasta la Catedral de San Etienne. de varios estilos de diferentes épocas desde el XI, románica y unida de forma curiosa a una gótica del S.XVI cuya nave central no sigue una línea continua.
Nuestra etapa siguiente es Carcassonne, pasamos dos noches, en un pequeño hotel, para cenar salimos todos a dar un paseo, unos por dentro de la muralla otros hacia bastida de San Luis para admirar la iluminación exterior.
En la ciudad de Carcassonne, se cruzan dos grandes ejes de comunicación empleados desde los tiempos mas remotos : desde el Océano Atlántico hasta el mar Mediterráneo y desde el Macizo Central hasta España. La ciudad se compone de dos partes bien definidas: la Ciudadela que ocupa una meseta sobre la orilla derecha del Aude y la Bastida de San Luis que se extiende al lado izquierdo del rio.
Su historia data desde el S.III a.C. siguen distintos pobladores pero en el S.XI con la dinastía Trencavel tiene su mayor auge y toma la fisionomía actual, el vizconde tolera bien a los cátaros y los protege, pero es Simón de Monfort el que conquista en la Cruzada de Inocencio III que luego entrega en el S.XIII la ciudad al Rey de Francia. Bajo los designios del Rey La Ciudadela es abandonada, por lo que nace el nuevo burgo en la otra orilla 1262, San Luis. Posteriormente es abandonada hasta que en el acuerdo entre un intelectual de Carcassonne Jean Pier Cros-Meirevieille, Merimée y el arquitecto Viollet-le Duc, se salvó de la demolición. La leyenda de la Dama de Carcas, esposa del gobernador musulmán y el asediado de la ciudad por Carlomagno.
Al día siguiente recorrimos la ciudad, entrando a pié por la puerta principal de la muralla, Nos recibe la escultura de la Dama de Carcas, tiene una leyenda, era la esposa del gobernador musu, cuyo marido murió e el asedio a la ciudad por Carlomagno.  Visitamos primero el Castillo, después la basílica de San Nazaire, allí nos sorprendieron 4 señores con unos cánticos muy peculiares y bonitos, este templo contiene también un pequeño museo de arte antiguo, imágenes, etc.
El resto de la ciudad de interior a la muralla se encuentra bien restaurada, muy cuidada y no se observan datos de mal gusto, tanto en restaurantes, hoteles y comercios de todo tipo.
Por a tarde fuimos a Rennes le Chateau, fundado por los godos, donde llegó a se plaza fuerte, aunque algunos monumentos megalíticos lo datan de unos 4.500 años a.C., pasaba el Camino de Santiago, aunque se hizo famoso por el libro de Gérard de Sède, “El oro de Rennes”, publicado en 1967, ha fomentado el turismo asociado a lo paranormal y lo esotérico, debido a lo leyenda moderna del antiguo párroco Bérenguer Saunière. El éxito del libro de Dan Brown “El código da Vinci”, lo aumentó mas porque tiene grandes conexiones. Nosotras hablamos con una señora inglesa que llevaba viviendo en el pueblo 12 años, entregada a descubrir el misterio. La casa del párroco tiene un pequeño museo, con alguna pieza interesante.
Por nuestra parte, esto del misterio no nos entusiasmó y hubiéramos preferido permanecer ese tiempo en otra parte, mas tiempo en Albi o Toulouse o visitando otro sitio. Estos eran los comentarios.
Un grupo cenamos en un restaurante en Carcassonne, una terracita, disfrutando de la vista del Castillo y al fondo San Nazaire, con una puesta de sol iluminando sus torres. Recomendable. 
Al día siguiente, visitamos Albi, situado en la ribera del río Tarn, Región de Mediodía-Pirineos. Fundada en época romana, aunque su importancia fue tal en época de los cátaros que toman este nombro, albigenses.
Ciudad de ladrillo rojo, tomado de la arcilla de la ribera de su rio, es la característica de su fisonomía.
Visitamos la Catedral de Santa Cecilia, construida a partir del S.XIII, testimonio de la fe cristiana después de la herejía cátara es una obra maestra del gótico meridional. Se trata de un verdadero castillo que se convirtió en arma disuasoria en el sistema defensivo de la ciudad.
El palacio de la Berbie, junto a la catedral, fue antiguo Palacio Episcopal y actual sede del Museo de Toulouse-Lautrec, es de la época medieval, tipo fortificación. Las obras de Toulouse-Lautrec suman unas mil, entre pinturas, dibujos y carteles. Objetos tos personales entre ellos su bastón que escondía un vaso y un depósito para brandi. También contiene obras de otros artistas importante: Guardi, La Tour y otros contemporáneos de T.L.: Vouillard, Sérusier, Bonnard y Denis.
Nos dieron un tiempo libre, con la sugerencia de ir al otro extremo del puente para ver la panorámica de la ciudad, también pudimos dar algunas un pequeño recorrido por las calles en un itinerario ya señalado y pretendimos hacer un recorrido en barco, nos acercamos a la orilla del río, pero el horario no coincidía, con el día. En la orilla, si había un pequeño embarcadero, una plantación de unos vegetales hortícolas acelgas, o lechugas, y un bonito panorama del  puente gótico, el “puente viejo”, el mencionado anteriormente es de 1944.
También visitamos un mercado de 1905, nos atrajo su edificio y un grupo fuimos nada mas llegar, corriendo nos asomamos y llegamos solo un “pelín” tarde, Vitorio nos llamó la atención. Merece la pena, está céntrico.
Por la tarde llegamos a Cahors, el hotel estaba alejado pero algunos cogimos varios taxis y fuimos hacer un recorrido por la parte antigua de la ciudad, y cenamos allí. Quedamos con los taxistas que nos vinieran a buscar a una hora, y a la vuelta sugerimos que nos pasaran por el puente para verlo iluminado.
Cahors, situada a orillas del río Lot, sobre una península rocosa. El rio es navegable para pequeñas embarcaciones, por una serie de compuertas. Es de fundación romana, ocupada por varios pueblos pero su auge creció en el S.XIII por la instalación de unos banqueros lombardos y se transformo en un importante centro financiero, también se vio favorecido por el río al ser una vía mas segura que los caminos en la época. Su auge duró hasta la Revolución francesa. Durante la guerra de los Cien Años, S. XIV, se tuvo que fortalecer la ciudad, fue cuando se construyo el “Puente Valentré” fortificado, en esta época pasó a control inglés.
Visitamos la catedral, edificio románico del S. XI, es uno de los primeros edificios franceses de tener una cúpula sobre pechinas. La fachada da una impresión de pesadez parecida a la muralla de un castillo. Por lo demás tiene partes muy interesantes dignas de ser vistas.
El puente Valentre, que todavía hoy se entra a la ciudad, es un ejemplo raro de arquitectura militar francesa de aquella época, y es uno de los mas bellos que subsisten todavía. Debía de llevar a la creación de un eje comercial este-oeste, el existente hasta entonces llevaba norte-sur. Protegido espiritualmente por una capilla de la Virgen en el castillete occidental. Tiene una leyenda por la tardanza de su construcción de un pacto del arquitecto con Satán. En una reconstrucción en 1879, en un hueco vacío de una piedra el arquitecto mando esculpir en una piedra una efigie del diablo. Se puede ver con prismáticos y fotografiar con paciencia. Desde el puente se ve un antiguo molino una presa y una pequeña exclusa para paso de los pequeños barcos.
Vemos en las calles árboles forrados de lana tejida en colores, un movimiento internacional de protesta.
Montauban es una ciudad fundada en el S.XII, por el conde de Toulouse, sobre el rio Tarn-Garona, próspera en la época medieval y luego fue bastión del protestantismo en el S. XVI, su economía es agrícola y le falta entrar en la revolución industrial, sin embargo tiene en el S.XIX una intensa actividad cultural, a destacar el pintor Ingres y el escultor Bourdelle, son dos de los mas ilustres  representantes. Tiene un rico patrimonio arquitectónico y artístico, a través de sus calles se distinguen esplendidas mansiones, llegamos al puente viejo, admiramos la majestuosas esculturas de Bourdelle que ornan las calles y rincones.
La catedral la vemos por fuera. Después de recorrido por las calles, admiramos la plaza Nationale con porche de doble hilera de arcadas  y fachadas de ladrillos, donde se celebra todas las mañanas mercado, alrededor calles peatonales con comercios muy atractivos, el puente ojival del S.XVIII. Una vez terminado de verla  queda una sensación de agrado.
Moissac, es una comuna, (división administrativa de menor nivel en Francia), bañada por el rio Tarn, navegable para embarcaciones pequeñas.
Un poco anduvimos por la ciudad, nos hicimos fotos en esculturas de maternidad, después nos dirigimos a la abadía de San Pedro, cuya fundación se discute, creyendo que fue en el S.V con Clodoveo I, por su conversión al cristianismo y vencer a los visigodos arrianos. En el S.XI el conde de Toulouse y el obispo de Cahors piden la adhesión a la abadía de Cluny ofreciendo así un enlace para la expansión de la orden cluniacense hacia España por el Camino de Santiago.
Es por lo tanto una joya del románico y broche de lujo de nuestro viaje del cual volvimos satisfechos y contentos, por lo agradable que había resultado todo.












PROXIMA EXCURSION .
 

 -----------------------------------------------------------------------------------------







VIAJE A CARCASSONNE  2012

Acompaña: VICTORIO ABALIA

28 de Mayo (Lunes).- SAN SEBASTIAN-CARCASSONNE
Salida de San Sebastián con dirección Toulouse.
Visita de la Catedral románica de San Sernín, la Plaza del Capitolio con el gran Ayuntamiento del siglo VIII, la Iglesia de los Jacobinos, obra maestra del gótico de ladrillo con su famosa palmera que forma la bóveda y la Tumba de Santo Tomás de Aquino, etc.
Almuerzo y continuación a Carcassonne.
Alojamiento en habitaciones dobles con baño en el Hotel Etap Carcassonne La Cité (moderno y sencillo 2 estrellas a 800 metros del centro de la ciudad).

29 de Mayo (Martes).- CARCASSONNE
Desayuno y alojamiento en el hotel.
Por la mañana visita de la ciudad: la Ciudadela, la Iglesia de San Nazario, el Castillo Condal, la Puerta Narbonense con su gran barbacana, etc. Almuerzo.
Por la tarde salida hacia Rennes le Chateau, pueblo muy visitado por un turismo paranormal y esotérico debido a la leyenda de un párroco relativamente contemporáneo, Bérenguer Saunière y un supuesto tesoro o revelación encontrado en la iglesia en una excavación durante una reforma. Regreso a Carcassonne.

30 de Mayo (Miércoles).- CARCASSONNE-ALBI-CAHORS
Desayuno y salida hacia Albi, ciudad donde residían los inquisidores y cuyas cárceles estaban abarrotadas de “herejes”.
Destaca la enorme Catedral de Santa Cecilia con su coro gótico y el fresco del Juicio Final del siglo XVI, el puente medieval y el intrincado casco antiguo.
Albi es la ciudad natal del famoso pintor Toulouse Lautrec que tiene un museo en el edificio del Palacio Episcopal.
Almuerzo y por la tarde continuación hacia Cahors.
Alojamiento en el Hotel Kyriad, sencillo dos estrellas, pero moderno.

31 de Mayo (Jueves).- CAHORS-MONTAUBAN-SAN SEBASTIAN
Desayuno y visita de esta ciudad rica en historia y monumentos como su catedral de San Esteban con su claustro de estilo gótico flamígero, el Puente Valentré o del Diablo del siglo XIV, la Torre donde nació el Papa Juan XXII, etc.
Continuación hacia Montauban, con el Puente Viejo del siglo XIV y su Plaza Nacional de ladrillos rosas del siglo XVII.
Almuerzo en el Hotel Mercure (12, Rue Notre Dame. Tf.: 0563631723) y salida hacia Moissac, con la Iglesia de San Pedro, quizás la obra románica más importante del orbe, con un claustro único que ha servido de modelo a muchos de los claustros europeos.
Regreso por Pau y Bayona a San Sebastián.
FIN DEL VIAJE
Precio por persona: 347 € (mínimo 30 viajeros)

El precio incluye, alojamiento y desayuno en los hoteles indicados, entradas a los monumentos, bebidas en las comidas indicadas, el transporte para el recorrido del programa y las dietas del conductor, seguro de viaje y tasas de estancia.LAS COMIDAS ESTÁN INCLUIDAS.

SALIDAS:

07,15 Boulevard parada taxis. 07,30 Aulario. 07,45 Irún (Plaza del Ensanche)
Depósito 25%. Resto antes del 11 de Mayo.

NOTA.- No podemos garantizar los hoteles hasta no haber recibido el depósito.

VIAJES MERINO. Aldámar, 10. SAN SEBASTIAN. Tf:. 943 46 15 66.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------

 ARTE ROMANICO..Y MAS...

Érase una vez...... cuándo éramos jóvenes.......os acordáis?
De las andanzas y correrías acaecidas a unos alumnos de la UPV en tierras castellanas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario