lunes, 28 de diciembre de 2015

DILEMAS




¡Quiénes somos?
Los “Alguien” son “Alguien” porque los “Nadie” los elevan a esa categoría.
A un “Nadie”, no le llaman para una entrevista en la tele, en la radio o en los diarios, porque como el medio es de algún “Alguien”, teme que el evento suponga un fracaso , o lo que es aún más grave, una pérdida económica.
Esta creencia se traslada a la mente humana y queda ahí instalada.
Es la creencia de que los “Nadie” son los que menos recursos pueden generar y además pueden contagiar a los “Alguien”.
Es verificable, que hay cuotas de “Nadie” que de cuando en cuando acceden al círculo de los “Alguien”, porque también algunos de estos pasan a ingresar las filas de los “Nadie”. Son los que todos (los Alguien y los Nadie), llaman “caídos en desgracia” en un caso y los “suertudos” en el otro.
Los “Alguien” están relacionados con todos aquellos que tienen ideas brillantes o que han sabido arrimarse al ideólogo en el momento adecuado e incluso le han podido patrocinar la idea.
Los “Nadie”, son todos los demás. Los llamados “el resto de la sociedad”.
En el mundo se calcula que puede haber cinco mil millones de los “Nadie” y apenas cinco millones de los “Alguien”.
Estos, los “Alguien”, han creado sus círculos de poder, sus círculos de influencias, que se convierten en privilegios para todos sus militantes.
Cuando sale un supuesto líder con una idea brillante acompañado de sus palmeros correspondientes diciendo que quieren combatir el sistema de organización mundial en su faceta artística, financiera, política, etcétera, en realidad lo que quieren decir es que quieren dejar de pertenecer a los “Nadie” para convertirse en miembros de los “Alguien”.
Y los “Nadie”, se lo creen. Y lo elevan a la categoría de los “Alguien”.  Y además dicen: “es uno de los nuestros”. Sucede en todas las partes del planeta. Es la naturaleza humana, desde que el Homo Sapiens comenzó a caminar, hasta nuestros días.
En el círculo de los “Alguien” al igual que en el de los “Nadie”, existen algunos que son más destacados que otros, e incluso alguno puede llegar al “Todo”, así como también en los “Nadie”, puede llegar al “Nada”.
Que quiénes son los “Alguien”?. Aquellos que tienen caprichos y los hacen realidad.
Y los “Nadie”?. Aquéllos que tienen caprichos y observan admirados cómo los “Alguien” realizan los suyos.
Lo realmente curioso, es que los “Nadie”, creen tener dentro de ellos un “Alguien” y viven con la esperanza de que algún día se manifieste.
También es cierto que hay miembros de los “Alguien” que conviven con los “Nadie”. Prefieren voluntariamente vivir en el anonimato.
A diferencia de los “Nadie”, que están sentenciados a vivir aunque no lo quieran, dentro de lo que les ha tocado, en un juego que ellos quizás jamás nunca eligieron.
……………………………………………………………………………………………
luken.luciano

domingo, 27 de diciembre de 2015

Un comentario sobre "El puente de los espías"


Esta película de espionaje dirigida por Steven Spielberg, guión de Matt Charman, Ethan Coen, Joel Coen y música de Thomas Newman, está basada en una historia real que ocurre durante la época de la guerra fría entre EE.UU. y URSS, en los años 50/60.  En 1961 se construyó el muro de Berlín que fue derribado en 1989.

En esa época la información que nos llegaba del exterior no era demasiado amplia. Creo que el film narra bastante bien la realidad de aquellos momentos; por lo tanto, además del placer de ver la película, conocemos un poco más la historia de la “guerra fría” entre EE.UU. y URSS.

Los personajes creados por Spielberg, inspirados en unos hechos reales,  son interpretados magistralmente por Tom Hanks, en el papel del abogado James B. Donovan, Mark Rylance, Amy Ryan, Alan Alda y Sebastián Koch.

En esta historia el ser humano es el protagonista absoluto. El abogado James B. Donovan (Tom Hanks), se ve inmerso en una misión  para canjear a un piloto estadounidense, que ha sido capturado por los alemanes, por un  espía del Kremlin atrapado por el FBI en  Brooklyn de 1957, lo que le supone llevar a cabo intensas negociaciones para llegar a un resultado satisfactorio y liberar así al piloto.

Ahí entra el factor humano del que hablamos, puesto que este hombre que es un padre de familia común, tiene un único objetivo: hacer lo que es justo y correcto.  Como consecuencia se enfrentará a situaciones extraordinarias, arriesgando y poniendo en peligro a su propia familia,  todo en defensa de valores como la integridad, el idealismo y la honradez.

Además de negociar las liberaciones que se narran en este film, la participación de James Donovan también fue clave en otro acontecimiento político que tuvo lugar poco después: las negociaciones de Bahía de Cochinos. A Donovan se le pidió ayuda para obtener la libertad de los cubanos y estadounidenses encarcelados durante la fracasada invasión de Playa Girón en 1961. A lo largo de varios viajes a la isla, Donovan ganó la confianza de Fidel Castro y logró la liberación de más de 1.100 sobrevivientes de la invasión, así como otros 8.500 presos políticos.

Hay algunas frases que los hermanos Cohen ponen en boca de Donovan, que me gustaría destacar:
“El Estado debe demostrar que es espía”
“¿Debería morir por hacer lo que otros le ordenaron?”
“Esta es una guerra entre dos formas de ver el mundo”
“El próximo error de nuestros gobiernos será el último”

No hay que perderse la película. 

Nuntxi Pérez


jueves, 17 de diciembre de 2015

Ha salido la revista ACEX-ESKE 2015.

Menelao llevando el cuerpo de Patroclo, copia de un original griego en la Loggia dei Lanzi, Florencia.(Personajes de la Iliada de Homero)
Busto de Homero el autor de la Iliada y la Odisea, que se consideran como fundamentales en la formación de la CULTURA OCCIDENTAL.

miércoles, 9 de diciembre de 2015

Un comentario sobre la película "Paulina"


La película que he visto este miércoles es “Paulina” (La Patota, que quiere decir cuadrilla), un film argentino que, como mínimo, te crea inquietud por los temas que trata y el desarrollo de los mismos.

Transcurre en una zona de Argentina, Posadas, en la que la pobreza y marginalidad están presentes en todo momento.

La agresividad del dilema que se plantea en la película pone de manifiesto algunos aspectos importantes:  La lucha de clases, la necesidad  de  justicia –en contraposición con el revanchismo-, el respeto a las reglas pero también a las apariencias; en  definitiva diferentes formas de enfrentarse al problema, representados en los personajes de Paulina y su padre: Un idealismo político y social, en cierto modo utópico, que defiende Paulina y el cumplimiento de las normas y de la ley, junto con el poder, que representa su padre, Fernando, un juez progresista que en su juventud también se dedicó a la actividad social, al igual que su hija.

Los intensos diálogos del guión, hacen que la música de Nicolás Varchausky, suave, sin estridencias, pase un poco desapercibida; sin embargo aparece adecuadamente en las escenas más duras de la película.

Muy buena interpretación de Dolores Fonzi, Esteban Lamothe y Oscar Martinez.
En definitiva, una buena película, dura por los temas que trata, y en la que pocas veces aparece la sonrisa en tu cara.

Nuntxi Pérez



viernes, 4 de diciembre de 2015

Un comentario sobre la película "Una pastelería en Tokio"



Voy a intentar hacer mi pequeña aportación al Blog de Acex-Eske, a través de la visión de películas que disfruto o sufro los miércoles de cada semana.

No pretendo realizar ninguna crítica cinematográfica, sino contar las impresiones y sensaciones que me transmite cada una de ellas.

Esta semana me referiré a “Una pastelería en Tokio”. He entrado en la Sala sin conocer absolutamente nada del guión de la película y, ya desde el inicio de la misma, la sensación ha sido de serenidad: en el ritmo del film, en los rostros de los personajes, en la música, etc. 

Conforme iba transcurriendo la película he percibido el amor, pero no el amor físico, sino un amor entre personas que se acaban de  conocer, cada una con sus problemas -que se van conociendo poco a poco- pero a los que se enfrentan de manera diferente, con más o menos optimismo. Unas relaciones entre personas de edades diferentes, pero unidas todas ellas por un nexo común: la pastelería.

El guión me ha parecido muy bueno, con algunas frases y sentencias a destacar, sobre todo las que expresa el personaje de Tokue: 

“Cada uno de nosotros le da sentido a la vida de los demás” 

y una genial, refiriéndose a las judías o alubias: 

“Hay que dejar hospedejar las judías. Han recorrido un largo camino desde el campo hasta llegar aquí”.

Aunque en algunos momentos te produce sentimientos un poco tristes, es una tristeza más bien melancólica, sin sufrimiento. Para mí MUY RECOMENDABLE.
                                                                           

 Nuntxi Pérez

miércoles, 2 de diciembre de 2015

DÍA DE LA ASOCIACIÓN

Este año el Día de la Asociación se celebró con una comida de hermandad a la que estaban invitados
los socios y simpatizantes.



jueves, 26 de noviembre de 2015

CLASES MÚSICA

Las clases de música son muy recomendables a todos aquellos que quieran entender un poco más lo que nos transmite la música. ¿Cúando aparecen los Capuletos y los Montesinos.?

 

lunes, 23 de noviembre de 2015

EL derecho INTERNACIONAL

EL  derecho INTERNACIONAL -     
La Organización de las Naciones Unidas (O.N.U.) tiene una estructura  semejante a la de un Estado moderno, es decir consta de un Poder Legislativo, un Poder Judicial y un Poder Ejecutivo. Veamos.

- Asamblea General: teóricamente es el Poder Legislativo de la O.N.U.. Con un representante por cada País ( su embajador ante la O.N.U. ) y por consiguiente un voto, discute y aprueba Resoluciones, dirigidas a uno, varios o todos los Paises, sobre diversos temas de política internacional. El "problema" está en que estas Resoluciones no son mandatos, es decir no tienen carácter vinculante,  sino que son Recomendaciones o Peticiones ( casi "por favor" ) que los Paises afectados pueden hacer caso o no, sin mayores consecuencias. También pueden elevar dichas Resoluciones a la Corte Internacional o al Consejo de Seguridad, para que resuelvan.
- Corte Internacional: teóricamente es el Poder Judicial de la O.N.U.. Son varios tribunales competentes (competencias) en diferentes temas ( Genocidio, Crímenes de Guerra, Medio ambiente, etc...); el más conocido es el de La Haya ( en realidad allí hay dos ).
El " problema" está en que para juzgar a un País, por alguna cuestión, este País tiene que aceptar al Tribunal correspondiente, pero cada Pais tiene el derecho de aceptar a unos tribunales sí y otros no, o no aceptar, a ninguno, y no pasa nada. Es más,  incluso de los Tribunales aceptados, un País tiene el derecho de aceptar ser juzgado por determinadas competencias y por otras no. Incluso puede decidir en que períodos de tiempo admite ser juzgado por determinadas competencias y en que períodos no.
Es un Tribunal "a la carta". Pero si a pesar de todas las limitaciones un País, por no haber calculado bien, es encausado por alguna cuestión,  tiene el derecho de imponer al Tribunal que uno de los jueces que le juzguen sea uno que le convenga.
- Consejo de Seguridad: es el Poder Ejecutivo de la O.N.U.. Sus resoluciones son de obligado cumplimiento. Hay cinco Paises que son miembros permanentes (Estados Unidos,  Rusia, China, Francia y Gran Bretaña) y los demás van rotando por años. ( en el 2015 y 2016 España es miembro no permanente del Consejo de Seguridad). El "problema" está en que los cinco miembros permanentes tienen derecho a Veto. Es decir, si alguna Resolución les perjudica a ellos, o a un País protegido por ellos, la vetan y la resolución queda eliminada o archivada para siempre.
Así es el caso de Israel protegido por Estados Unidos, o de Marruecos (en relación con el Sahara Occidental) protegido por Francia, de China en el asunto del Tibet, y un larguísimo etc.
Por consecuencia, el Consejo de Seguridad solo actúa en casos de menor relevancia o que implican a Paises de escasa importancia,  o cuando da la casualidad que el asunto les interesa que se resuelva a los cinco miembros permanentes.
Da la impresión que cuando los Paises ganadores de la 2° Guerra Mundial se reunieron para resucitar, mejorandola, a la Sociedad de Naciones, tuvieron buen cuidado de que sus competencias como Países soberanos no fueran nunca violadas, las de los demás Sí.
En definitiva en EL derecho INTERNACIONAL es que ¡no hay DERECHO!.
JAVIER EIZAGUIRRE

miércoles, 18 de noviembre de 2015

OTRO ANDARÍN.


UNA ALTERNATIVA

A estas alturas de la vida, uno no puede engañarse pensando que va a leer el libro de Frederic Gros ─Andar, una filosofia debe ser su título─ que se menciona en este mismo blog. Quien lo hizo entiendo que lo haría llevado por los fines más elevados. Pues bien, lo digo muy en alto: no lo leeré. Nadie me tiene que convencer de sus bondades, manifiestas a todas luces, y que no las pongo en duda. Salta a la vista que su perspectiva a la hora de abordar ciertas cuestiones parece original en muy alto grado; eso nadie lo niega. A pesar de todo ello, no me veo entregado a su lectura, qué le vamos hacer.

Uno, que ha consumido ya muchos calendarios de su vida, está más dedicado a la relectura y/o las relecturas que a prestar su atención a las novedades, a las publicaciones de última hora. Y, además, tengo para mí que un  libro escrito por Miguel Delibes ─bastante manoseado, por cierto─ es para mí alternativa más que brillante para aproximarnos a eso de andar.

Es uno de mis libros de cabecera. La primera edición data de septiembre de 1989. Debió gozar de considerable éxito la primera tirada, porque las sucesivas llegaron rápidamente; algunas de ellas antes de fin de año. Se titula simple y llanamente Mi vida al aire libre, con el añadido de Memorias deportivas de un hombre sedentario. En una primera lectura, su contenido no es de los rompedores. Pero, ¡qué bien escrito está! ¡Qué bien plasmaba en una pagina en blanco sus vivencias el viejo narrador castellano! No parece que esté en su ánimo abordar cuestiones de calado ni profundas. Da la impresión que sólo estruja su memoria para relatarnos sus vivencias más íntimas, pero sencillas. Exclusivamente eso.

No me he puesto a pensar si es sana o perversa, pero he de confesar que uno siente mucha envidia, enorme envidia cuando lee solamente unas pocas páginas de Delibes, maestro de la pluma y puede que también de una vieja Olivetti.

Los directivos de Ediciones Destino escriben en la contraportada que la prosa de don Miguel era ajustada y transparente, y que nos brinda unas memorias profundamente personales, escritas sin acritud ni resentimiento. Suscribo estas afirmaciones. Y eso que el libro se abre con dos citas con mucha carga de profundidad. La primera está entresacada de Las confesiones, de Jean-Jacques Rousseau, y dice: No puedo meditar sino andando; tan luego como me detengo, no medito más; mi cabeza anda al compás de mis pies. No me extrañaría nada que esta cita estuviera recogida también por Frederic Gros. Para la segunda acudió Delibes a la fuente de Friedrich Nietzsche en su Ecce homo: No se debe prestar fe a ningún pensamiento que no haya nacido al aire libre…

A lo que escribieron los viejos filósofo añade Delibes un matiz que es muy original: “Me parece que fue González Ruano quien habló de la alegria de andar, alegría que yo he experimentado y experimente cada vez que muevo las tabas”. Y termina este capítulo dando cuenta de la costumbre que tenían unos sesudos catedráticos para la alegría de andar. Oigamos a don Miguel:

“Los pinares de Valladolid fueron testigos, durante varias mañanas dominicales, de cómo media docena de catedráticos cincuentones, recorrían deportivamente kilómetros y kilómetros hablando de sus cosas. Disfrutaban de la naturaleza y de la alegría de andar. Acababan de descubrir el placer del ejercicio físico sin objeto, es decir, sin objeto expreso, puesto que detrás de estas conversaciones itinerantes, cada cual iba buscando la fuente de la salud”.

Por supuesto, les recomiendo Mi vida al aire libre. Pero les sugiero que empiecen a gustar de la alegría de andar. Cuando mis articulaciones me lo permiten, no pierdo ocasión de ponerlo en práctica.


 Boletus.